Cuando vamos a sacarnos el carnet de conducir estamos deseando aprender a manejar un coche en seguida. Por eso, una buena parte de las veces recurrimos a nuestro padre, a nuestra madre, a nuestro tío o a cualquier familiar que tenga carnet y coche pero, ¿es esto lo correcto? ¿Puede ser más peligroso de lo que parece?

Un coche es un vehículo que tiene capacidad para moverse a gran velocidad. Puede tener reacciones imprevisibles si lo manejamos con desconocimiento y esas reacciones pueden tener consecuencias fatales. Esto es lo primero que debemos tener en cuenta.

Hay quien piensa que es mejor aprender a conducir con un familiar porque nos vamos a sentir más cómodos o porque ahorramos dinero. La realidad es que aprender a conducir el coche es lo más fácil, lo que no resulta tan sencillo es aprender a circular, es decir, a convivir con otros coches en la carretera y conocer las señales de tráfico que te permitan desplazarte con seguridad.

Aprender a conducir un coche fuera de la autoescuela conlleva muchos riesgos, muchísimos más de los que te imaginas.

1 Puedes poner en riesgo tu vida y la de quien te acompaña

Puede que la persona que te quiera enseñar a conducir confíe mucho en ti y te tenga aprecio pero la realidad es que cuando no sabemos conducir podemos provocar reacciones inesperadas en el coche que puedan llevarnos a tener un accidente poniendo en riesgo nuestra vida y la de la persona que nos acompaña.

Los coches convencionales no están preparados para ser controlados por el copiloto como si lo están los de la autoescuela, por eso son más seguros e idóneos para aprender a conducir.

2 Puedes poner en riesgo la vida de otras personas

Si se produce un accidente, puedes terminar dañando a peatones o a otros conductores. Nunca debes conducir en zonas en las que puedas encontrarte con peatones u otros coches.

3 Puedes causar daños urbanos

Al tener un accidente con el coche, por leve que sea, puedes causar daños en elementos urbanos por lo que serás denunciado y tendrás que abonar los costes, aunque éste sería el menor de los males.

4 Puedes meterte en un serio problema legal

Conducir sin carnet está totalmente prohibido. Si te llegan a descubrir, puedes tener serios problemas legales. Si te descubren porque has tenido un accidente, las consecuencias pueden ser aún mucho peores.

Como puedes ver, lo que en principio parece una aventura divertida para la posteridad y un momento entrañable con algún ser querido puede terminar convirtiéndose, en el peor de los casos, en una pesadilla. En el mejor, es un recuerdo que terminará siendo no tan divertido como en principio pensamos que sería.

No te la juegues y ponte en manos de profesionales. ¿Aún no conoces todas las ventajas de sacarte el carnet con Mr.Dumi? Infórmate y verás que somos la mejor opción.